'En los mapas del cielo, el sol siempre es amarillo...'
FacebookTwitter
Cajón de sastre - Bazar
Escrito por Alex Oviedo   
Martes, 30 de Junio de 2009 07:54
Lo que son las cosas: uno dedicado al ocio y a la risa en una sala de cine repleta en el preestreno de Pagafantas y en Euskadi mientras se estaba dilucidando uno de los cambios más importantes del año: el del mapa meteorológico en la televisión pública vasca. De la mitología a la realidad política de un país, podríamos definir el cambio, si no fuera porque algunos sienten los mitos tan reales que pensarían que me estoy burlando de ellos. Porque por lo que he oído estos días el paisito está como está porque una conspiración (judeomasónica, por lo que tengo entendido) ha llevado al poder a los socialistas. Incluso se rumorea que hasta el rey (¡ese hombre tan ligado a la cosa vasca!) tomó cartas en el asunto, reunido con los aparatos del Estado en una sala oscura de La Zarzuela para quitar al PNV del poder. Pero como decía la canción, resistiré, o resistiremos, y no nos privarán de los símbolos. Y cuando el poder retorne a sus manos legítimas el mapa de tiempo volverá a ser el mismo de siempre, y el sol amarillo, que ya lo decía Toquinho, y él sí que era un poeta. Así que abro el periódico, veo la noticia de que en ETB a la hora de predecir el tiempo aparecerán hasta las comunidades de La Rioja y Cantabria (terrenos conquistados por los veraneantes vascos, porque como decía un amigo, Euskadi llega hasta donde lleguemos cada uno de nosotros), y no puedo evitar preguntarme qué hacía yo perdiendo dos horas delante de una pantalla de cine cuando había tantas cosas cocinándose en la trastienda política. Pero claro, uno que va a lo importante, prefirió dejarse acompañar por toda esa nueva hornada de nuevos creadores vascos que han fraguado Pagafantas. El primer largometraje de Borja Cobeaga ha sido definido por él mismo como una "comedia loca, costumbrista y romántica". Y sí, tiene algo de todas esas cosas, una pizca de humor dirigido al público más joven, y es una muestra de lo que puede ser el cine de hoy en día: actores, técnicos, productores jóvenes apostando por una cinta que ya obtuvo el Premio de la Crítica en el último Festival de Málaga así como el del Mejor Guión (firmado al alimón por el propio Cobeaga y Diego San José). Una magnífica forma de pasar un buen rato en compañía de Gorka Otxoa, Sabrina Garciarena o Julián López. Sin olvidar al genial Óscar Ladoire, convertido en un pagafantas madurito (una especie de Cyrano de Bergerac empeñado en lograr que el personaje de Chema logre a la mujer de su vida), o la música de Aránzazu Calleja (una creadora que de seguir así llegará lejos). Diálogos frescos, personajes cercanos, un Bilbao nocturno convertido en un protagonista más de la película. Gente de verdad, preocupada por esas cosas que nos han marcado en algún momento de nuestras vidas. Porque, quién no ha sido alguna vez un pagafantas.